jueves, 25 de octubre de 2012

EL ALMA PESA VEINTIÚN GRAMOS


El alma pesa veintiún gramos,
afirman los filósofos
esotéricos.
La energía suprema
encadenada a un cuerpo
y sólo dos postigos
trémulos
le muestran un rincón
desierto
del universo.

La pseudovida
sometida al tiempo;
los sueños,
a unos huesos,
y el amor,
a unos átomos de humo.

Todo en un cenicero.

Son sólo veintiún gramos
eternos.

SERGIO ESTEBAN VÉLEZ -Colombia-
Publicado en la revista Carta Lírica 17

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada